La Pulga reaparece en Barcelona